CROEM MURCIA - Confederacion Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia > Relaciones Laborales > Artículos de opinión > La OIT dice que la prolongada "recesión del mercado laboral" supondrá desmoralización y problemas de salud mental de los trabajadores
Buscar sólo en este departamento
La OIT dice que la prolongada "recesión del mercado laboral" supondrá desmoralización y problemas de salud mental de los trabajadores

La OIT dice que la prolongada "recesión del mercado laboral" supondrá desmoralización y problemas de salud mental de los trabajadores

04/10/2010 OIT - Lex Nova

Octubre 2010.-Un nuevo informe del centro de investigación de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) señala que la prolongada "recesión del mercado laboral" está empeorando la perspectiva social en varios países.

El nuevo estudio —titulado "Informe sobre el Trabajo en el Mundo 2010: ¿De una crisis a la siguiente?"— sostiene que, tras más de dos años de crisis, la economía mundial ha vuelto a crecer y algunos países están mostrando señales alentadoras de recuperación del empleo, sobre todo entre las economías emergentes de Asia y América Latina.

Sin embargo, el informe realizado por el Instituto de Estudios Laborales de la OIT también advierte que "a pesar de estos notables avances… han aparecido nuevos nubarrones en el horizonte del empleo y las previsiones han empeorado de manera sustancial en varios países".

El estudio de la OIT señala que, si se continúa con las políticas actuales, la recuperación del empleo a los niveles anteriores a la crisis se atrasará hasta 2015 en las economías avanzadas, en vez de 2013 como se esperaba un año atrás.

Al mismo tiempo, el informe sostiene que si bien el empleo ha vuelto a crecer en las economías emergentes y en desarrollo, aún son necesarios más de 8 millones de puestos de trabajo para volver a los niveles de empleo que existían antes de la crisis en esos países.

"Cuanto más prolongada sea la recesión del mercado laboral, tanto más difícil les resultará encontrar trabajo a quienes lo estén buscando", señala el informe. "En los 35 países sobre los que se dispone de datos, casi el 40% de los que buscan trabajo llevan desempleados más de un año, lo que significa que están muy expuestos a la desmoralización, a la pérdida de autoestima y a problemas de salud mental. Un aspecto importante es que los jóvenes sufren el desempleo de una manera desproporcionada".

"La justicia debe ser la brújula que nos guíe fuera de esta crisis", dijo Juan Somavia. "Las personas pueden entender y aceptar las decisiones difíciles, pero sólo si ven que la carga se comparte entre todos. Los gobiernos no deberían tener que escoger entre las exigencias de los mercados financieros y las necesidades de sus ciudadanos. La estabilidad financiera y la estabilidad social deben ir unidas. De lo contrario, no sólo estará en peligro la economía mundial, sino también la cohesión social".

Principales conclusiones

Entre las principales conclusiones del nuevo estudio de la OIT, que se basan en datos de alrededor de 150 países, figuran:

— Se han registrado casos de tensión social relacionados con la crisis financiera y económica en al menos 25 países, muchos de ellos con economías avanzadas. Inclusive en ciertas economías en desarrollo, se han registrado casos de tensión social relacionados con el nivel de salarios o las condiciones de trabajo.

— En muchos países que a finales de 2009 experimentaban un crecimiento del empleo, la recuperación del empleo está actualmente disminuyendo. Al mismo tiempo, el informe sostiene que hacia finales de 2009 cerca de 4 millones de personas habían dejado de buscar trabajo en países sobre los cuales se disponen de datos.

— En más de las tres cuartas partes de los 82 países con información disponible, la percepción de la gente sobre su calidad y nivel de vida disminuyó en 2009, en comparación con datos similares de 2006.

— Aún entre los jóvenes con trabajo, la satisfacción en el trabajo se ha deteriorado de manera significativa y el sentido de injusticia ha crecido en 46 de 83 países.

— En 36 de 72 países, la gente tiene actualmente menos confianza en los gobiernos que antes de la crisis.

El estudio presenta nuevos datos que apoyan las conclusiones de la histórica conferencia conjunta que la OIT y el Fondo Monetario Internacional (FMI) realizaron el 13 de septiembre en Oslo para discutir sobre los desafíos del crecimiento, el empleo y la cohesión social. Los datos del estudio resaltan la urgencia de implementar las recomendaciones de la Conferencia de colocar la creación de empleo al centro de la recuperación económica, y de hacer del empleo pleno un objetivo macroeconómico clave al igual que lo son la baja inflación y las políticas fiscales sostenibles.

Raymond Torres, Director del Instituto Internacional y principal autor del informe, dijo que existen dos razones fundamentales que explican la perspectiva desoladora que enfrentan varios países en la economía global: "La primera es que las medidas de estímulo fiscal que fueron vitales para evitar una crisis mayor, y que ayudaron a reactivar la economía, ahora están siendo retiradas en países en donde la recuperación, si es que existe, aún es muy floja. El segundo, y más importante, elemento es que las causas primarias de la crisis todavía no han sido correctamente abordadas".

El informe dice que "la coexistencia de un crecimiento alimentado por la deuda en algunos países desarrollados y de un crecimiento basado en las exportaciones en los principales países emergentes se ha revelado como el talón de Aquiles de la economía mundial". Mientras los ingresos derivados del trabajo continúen creciendo menos de lo que indica el desarrollo de la productividad, y mientras el sistema financiero continúa comportándose de manera disfuncional, la recuperación seguirá siendo frágil.

El informe presenta un enfoque para salir de la crisis y estimular la creación de empleo en el corto plazo, y un crecimiento económico de mejor calidad a futuro. Este enfoque está basado en tres elementos y combina, en primer lugar, el fortalecimiento de políticas centradas en el empleo para reducir el riesgo de un aumento del desempleo a largo plazo, una mayor informalidad estructural y un desajuste en las habilidades profesionales en caso de recuperación de la economía. Estas medidas incluyen políticas activas del mercado de trabajo que estén bien diseñadas, medidas específicamente dirigidas a los grupos más vulnerables, sobre todo los jóvenes, políticas de capacitación que sean funcionales a la recuperación económica —en países donde ésta se produzca— y protección social orientada hacia la creación de empleo. El Informe presenta casos concretos de medidas que han sido utilizadas con buenos resultados en diferentes regiones del mundo y que no son costosas para las arcas públicas. A largo plazo tendrían un efecto positivo sobre la participación en el mercado laboral y la calidad del empleo, lo que daría un margen para reducir el gasto público y generar más ingresos.

La segunda vía consiste en fomentar un mayor nexo entre salarios y ganancias productivas en países con superávit, ya que esto impulsaría la rápida creación de empleo sostenible, tanto en esos países como en países deficitarios. Según el informe, dicha medida apoyaría el crecimiento de una manera más eficaz que las modificaciones del tipo de cambio.

Una tercera vía requiere que se lleve a cabo una verdadera reforma financiera, que permita canalizar el ahorro hacia la inversión productiva y la creación de empleo más estable.
© Copyright - CROEM. C/ Acisclo Díaz, 5C. 30005 Murcia · Tlf. 968293800 · Fax 968283069

· Aviso legal · Política de Protección de Datos · Política de Privacidad ·