Buscar sólo en este departamento
CROEM reclama la supresión de los puentes festivos
Los empresarios murcianos verían con buenos ojos la eliminación de los puentes festivos, mediante el traslado de las fiestas laborales que se celebran entre semana al lunes o viernes más próximos, según precisaron fuentes oficiales de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (CROEM).

La propuesta, que secunda al pie de la letra lo planteado hace unos días por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), pretende evitar los perjuicios que se generan en el tejido productivo por el dilatado cese de actividad que se produce durante los puentes y mejorar la productividad en las empresas que este cambio supondría, según argumentan los empresarios.

El asunto, que emergió al primer plano de la actualidad hace varios días tras la publicación de un informe de la patronal estatal CEOE, ha generado una amplia polémica porque, más allá de sus repercusiones económicas y laborales, posee también implicaciones culturales.

El macropuente de la actual semana, con dos festivos (el Día de la Constitución y la Inmaculada Concepción) casi consecutivos, ha hecho que arrecie la controversia.

El informe de CEOE que desató el debate, y que CROEM asegura defender en todos sus aspectos, señala que, «en la actual crisis, se ha puesto de manifiesto con especial claridad los perjuicios que ocasionan a todos los sectores las continuas interrupciones de la actividad empresarial, escolar, de servicios públicos, etc. que se producen cuando existen días hábiles y festivos intercalados sin un criterio».

La patronal estima, basándose en la repercusión en el PIB nacional de una jornada de huelga general, que el coste de un día festivo para la economía española puede oscilar entre 4.830 y 3.381 millones de euros, según el cese de la actividad sea de un 100% o de un 70%.

Los empresarios proponen respetar la fecha de celebración de solo tres fiestas: Año Nuevo (1 de enero), Fiesta Nacional de España (12 de octubre) y Navidad (25 de diciembre. Y que el resto se celebre siempre en lunes o viernes, incluidas aquellas de carácter regional y local que establecen las comunidad autónomas y los ayuntamientos.
La población lo aceptaría

En contra de lo que podría parecer, buena parte de la población española está de acuerdo con este planteamiento. Un sondeo realizado por la empresa de recursos humanos Randstad concluye que el 70% de los españoles estaría dispuesto a trasladar a los lunes o a los viernes los días festivos de entre semana, con el fin de terminar con los llamados puentes.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta que en el resto de países europeos la jornada de trabajo termina entre las cinco y las seis de la tarde, mientras que en España se alarga hasta las siete, según un estudio de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios en España (ARHOE) citado por Randstad.

Los sindicatos no dicen que no, pero tampoco se cierran en banda a negociar. El secretario regional de CC OO, Daniel Bueno, advierte de la complejidad de este asunto, porque «lo que es bueno para unos, como la industria, puede ser malo para otros, como el sector turístico».

Bueno recalca que, hasta ahora, la patronal no ha presentado ninguna propuesta formal sobre este tema en las mesas de negociación, y pide «una reflexión mayor» sobre ello, además de poner en duda que la Iglesia acepte un cambio de fecha de las fiestas religiosas.

Fuente: La Verdad
© Copyright - CROEM. C/ Acisclo Díaz, 5C. 30005 Murcia · Tlf. 968293800 · Fax 968283069

· Aviso legal · Política de Protección de Datos · Política de Privacidad ·