Buscar sólo en este departamento
Brasil reduce los impuestos para estimular el consumo
Brasil está optimista. "No dejaremos que la crisis nos contamine", afirmó ayer el ministro de Economía, Guido Mantega, que junto con el ministro de Industria y Comercio, Fernando Pimentel, ha lanzado una nueva estrategia anticrisis: reducir los impuestos de al menos 8.500 productos para de esa manera estimular el consumo de los brasileños.

Las medidas de estímulo a la economía incluyen la reducción de impuestos, la disminución del impuesto sobre las operaciones financieras (IOF) y cambios en las obras públicas y en el mercado de capitales.

En este último capítulo, las inversiones en acciones para extranjeros tendrán una reducción del IOF del 2% hasta llegar a cero y el de las obligaciones caerá también a cero, desde el 6%. Según Mantega, el Gobierno quiere que la Bolsa continúe captando recursos, aunque advirtió que si hubiera algún movimiento especulativo volverían a subir los impuestos.

En cuanto al sistema impositivo del sector de los electrodomésticos, un mercado muy fuerte entre la clase media baja emergente, los impuestos quedarán en muchos casos reducidos a cero o disminuirán el 50%, como en el caso de las lavadoras que pasarán de un 20% a un 10%. En la construcción civil, los impuestos del proyecto de financiación del programa Mi Casa Mi Vida (viviendas populares) bajarán de un 6% a un 1%.

El ministro de Industria y Comercio presentó el Programa Reintegro, con el que se devolverá un 3% del valor exportado de productos manufacturados. Ya existe una lista de al menos 8.500 productos de consumo básico que recibirán dicho reembolso. En cuanto al sector alimentario, las pastas de trigo dejarán de tener impuestos. Medidas semejantes se están preparando para el sector textil. Según Mantega, la atención del Gobierno se centra sobre todo en la industria, que en este momento es el sector más afectado por los efectos de la crisis internacional.

Optimista. como de costumbre, el ministro Mantega sigue apostando por un crecimiento del PIB para 2012 de un 5%, aunque para este año es posible que no supere el 3%. "Brasil va a seguir impulsando las inversiones", subrayó el ministro, quién se manifestó seguro de que con el control de la inflación, que está desacelerando, se podrá calentar la economía.

¿Por qué Brasil está apostando por una línea contraria, por ejemplo, a la de algunos países europeos? Lo ha explicado el ministro, que se ha mostrado tranquilo con el grado de endeudamiento de las familias: "Como tenemos casi pleno empleo, los trabajadores tienen su sueldo seguro, y estamos bajando el coste financiero, así ellos se sienten menos preocupados", explicó.

Fuente: El País
© Copyright - CROEM. C/ Acisclo Díaz, 5C. 30005 Murcia · Tlf. 968293800 · Fax 968283069

· Aviso legal · Política de Protección de Datos · Política de Privacidad ·