Buscar sólo en este departamento
Los depósitos pierden la guerra contra los pagarés y las letras
La competencia de otros productos bancarios, como los pagarés, o de la deuda pública que está pagando rentabilidades muy elevadas golpea a los depósitos.
Según los datos provisionales publicados esta mañana por el Banco de España, los depósitos captados por bancos, cajas y cooperativas en octubre se situaron en 47.880 millones de euros, lo que supone un descenso del 6% frente al mes anterior.

La caída afecta tanto a las familias como a las empresas. En el primer caso, el descenso de la captación es más fuerte, un 8,3%, hasta los 26.213 millones. En comparación con octubre de 2010, los ahorros a plazo que los hogares han confiado a la banca caen un 28%. A su vez, las empresas contrataron en octubre depósitos por 21.667 millones, un 3,4% menos que en septiembre, aunque con respecto al año anterior hay un ligero repunte, algo superior al 1%.

A lo largo de este ejercicio, el pico de captación de depósitos de hogares se alcanzó en junio, con 37.339 millones, justo antes de que entrara en vigor el Real Decreto para limitar los llamados "superdepósitos". El Gobierno fijó una penalización, bajo la forma de un incremento de la contribución al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), para aquellas entidades que comercializaran depósitos con rentabilidades muy elevadas.

Los superdepósitos no han desaparecido, ya que la sequía de liquidez que azota a la banca en el medio de la crisis de la deuda soberana obliga a las entidades a luchar por el ahorro minorista. Las entidades extranjeras que operan en España como sucursales, además, no se ven afectadas por la penalización ya que no están adscritas al FGD español.

Con todo, la remuneración promedia de los depósitos ha ido bajando desde junio. En el caso de los ahorros a plazo de las familias, el tipo medio ponderado que ofrecen las entidades se situó en el 2,72% en octubre, frente al 2,91%. Para las empresas, la caída ha sido de 24 puntos básicos, hasta el 2,10%.

Otras oportunidades

De hecho, las entidades financieras están buscando otras formas para captar el ahorro de los minoristas. La más popular en los últimos meses ha sido la de los pagarés. Banesto, BBVA, Santander, Bankinter, CatalunyaCaixa, Ibercaja o Popular son sólo algunas de las entidades que han emitido este instrumento, que están comercializando en sus oficinas con rentabilidades que oscilan entre el 3% y el 4% TAE, en función de los importes y los plazos.

Pero la competencia para captar pasivo no es sólo interna a la banca. Al revés, el nemigo a batir parece ser el Estado. A finales de noviembre, el Tesoro tuvo que ofrecer a los inversores más de un 5,11% para colocar letras a tres meses, y un 5,22% para el plazo de seis meses. Unas rentabilidades con las que, actualmente, no puede competir ningún producto bancario de ahorro.

Fuente: Expansión
© Copyright - CROEM. C/ Acisclo Díaz, 5C. 30005 Murcia · Tlf. 968293800 · Fax 968283069

· Aviso legal · Política de Protección de Datos · Política de Privacidad ·