Buscar sólo en este departamento
Rajoy eleva su apuesta por la austeridad
El Día de la Constitución fue ayer el escenario para que el líder del Partido Popular y futuro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se comprometiera con la ortodoxia económica que exige Bruselas.

Rajoy no se distanció ni un ápice del guión y avanzó que su primera medida será acometer la ley de desarrollo de la reforma constitucional que santifica el rigor presupuestario.

El vencedor de las pasadas elecciones sabe que una parte de la capacidad de España para recuperar la credibilidad pasa por la coherencia de su discurso y su grado de compromiso. Rajoy está incluso dispuesto a ir más allá y demostrar a los países centrales de la Unión que España puede incluso acometer mayores sacrificios para estar en la primera línea del euro.

Pero todo el mundo es consciente de que una cosa es el discurso y otra los hechos. La verdadera tarea titánica de Mariano Rajoy comenzará a finales de mes cuando, una vez constituido el nuevo Gabinete, tenga que pasar de las palabras a la acción.

El primer gran desafío del nuevo Gobierno será embridar el déficit público, poniendo especial énfasis en el recorte del gasto y en la disciplina de las diferentes comunidades autónomas.

Y, casi al mismo tiempo, Rajoy debe poner en marcha el mecanismo para culminar una nueva reforma laboral que añada flexibilidad al mercado de trabajo, incidiendo en temas como la reforma de la negociación colectiva, haciendo que el convenio de empresa prevalezca sobre el general. Si en la primera parte de su mandato Rajoy logra avanzar en estos dos grandes temas y encauzar además la crisis financiera, habrá puesto las bases para la recuperación.

De momento, es bueno que se alinee con las nuevas reglas que tratan de imponer Alemania y Francia y que, de momento, han servido para crear una nueva expectativa en los mercados. Lo que los líderes europeos deben tener claro es que esa expectativa ha servido única y exclusivamente para que los mercados decreten una tregua.

Si el próximo viernes la cumbre de líderes europeos no refrenda la declaración de intenciones de Merkel y Sarkozy, Europa volverá a estar atrapada en su laberinto. De hecho, la agencia Standard & Poor’s ha amenazado con rebajar la calificación a toda la eurozona, lo que se interpreta como una presión más sobre los líderes europeos para que las medidas anunciadas tengan continuidad. Recuperar la credibilidad del euro es el complemento necesario para superar la crisis.

Fuente: Expansión
© Copyright - CROEM. C/ Acisclo Díaz, 5C. 30005 Murcia · Tlf. 968293800 · Fax 968283069

· Aviso legal · Política de Protección de Datos · Política de Privacidad ·